lunes, 5 de diciembre de 2016

Noches y faros

Me gustan los faros, por la inmensidad que hay delante de ellos. Me gustan por que siento que todos las historias que existen se han escrito en ellos. Dan ganas de leer, contar o vivir las novelas de los libros más románticos del mundo. Iluminan cuando todo esta oscuro, son los gigantes del mar, tan solitarios como necesarios. Me gustan. Me gusta la inmensidad, la nada, el todo, pero me gustan los puntos de fuga, me gusta tener un sitio dónde mirar. Me gustan por que rompen las estética azul del cielo y el mar.

- Hay noches de insomnio donde soy masoca y busco sitios maravillosos con faros donde algún día quiero ir, y en este momento no puedo estar.

- Justo lo que siento viendo tus fotos, sí, noches de insomnio


lunes, 2 de mayo de 2016

le fabuleux destin

¿Por qué siempre llego tarde a la vida?
por que llego a tarde a las decisiones,
a los trenes, a los vuelos, a los abrazos, 
a los 'quédate'. A los 'sí'.

Porqué siempre llego demasiado pronto a las despedidas,
a las huidas y a los naufragios.
Porqué siempre llego demasiado pronto a las decisiones cobardes,
a echarle la culpa al azar,
porqué siempre digo demasiado pronto que no.
A los no quiero, no puedo, no necesito.

Porqué el destino es el amigo de los cobardes,
y la excusa de los indecisos.

Porqué el destino no existe,
porqué los dados siempre sacan un resultado equivocado,
pero los interpretamos según lleguemos tarde o pronto.

Demasiado tarde para mi.
Ya no creo en las casualidades.

Demasiado pronto para mi,
si tiene que pasar pasará.