miércoles, 17 de octubre de 2012

"Siempre recordamos lo que nunca sucedió"

Hoy tengo ganas de soñar, me encuentro en una de esas noches que me perdería en la cartografía de tu cuerpo, en la que a dormiría hasta que me cansara de soñar contigo. Pero no, posiblemente, cuando me despierte no me acordaré ni de tú nombre, por que como dice pereza "cambio horas de realidad por minutos de ensoñaciones" y es que no se puede recordar lo que no existe. Nunca hubo un fundamento lógico, simplemente corazón. Era como una operación a corazón abierto. Hay quien dice que a veces el dolor llena el vacío.. y que hay quien lo prefiere. Simplemente necesitas sentir algo que te recuerde que estás vivo para evitar estar muerto en vida, aunque sea dolor. Por qué nunca ibas a curarte de quererme, y por mil mentiras más, por que has hecho sentir una actriz con un papel en una película que no sabia de que iba. Era una batalla de dos..y aunque creo que ambos nos dejamos el corazón en el que campo de batalla,  yo luché y tu simplemente llevabas un escudo protector y esa es la suerte que te salva ahora. Y bueno lo único que tenemos en común ahora con las personas que fuimos,es que seguimos viviendo bajo la misma luna y bajo el mismo sol.

No era un amor de relato de Federicco Moccia ni para una novela de Paula Coelho. Simplemente el destino nos eligió. Surgimos de la nada y llegamos a ser todo, con toda la inocencia del mundo nos embarcamos en una historia que hoy cada uno relata a su manera, dentro de toda esta locura, nosotros le dimos sentido a algo, no sé muy bien a qué. Ahora solo sé que no quiero volver a ser parte de tu vida, y mucho menos de tus planes, solamente quiero formar parte de tus recuerdos, o de tus sueños.Y es que a veces crees dejar huella en alguien, y no es así, lo único que has dejado son fotografías, bueno y sonrisas, aunque eso ya no lo recordemos.

¿Sabes cuando te despiertas de un sueño y los primeros 5 minutos te acuerdas de gran parte del sueño y a los 10 minutos siguientes ya no recuerdas casi nada? Pues así como es lo recuerdo. Aunque hay una parte de pesadilla, esa es la que más borrosa veo. Soñar y recordar lo que fuimos y lo que somos. Aunque de todo esto, quede poco, por no decir nada.


"Muriendo joven, jugando fuerte."