lunes, 30 de noviembre de 2015

#VisteTuPropiaPiel


¿Feliz navidad? No para muchos.
'Los animales criados con la única finalidad de arrancarles la piel viven confinados en jaulas de su mismo tamaño. La mayoría de granjas peleteras se encuentran en Noruega, Rusia, Dinamarca, Finlandia y Holanda, y desde hace algunos años también en China, país que no dispone de ningún tipo de ley de protección animal.
Los métodos con los cuales se mata a los animales son extremadamente crueles, ya que se pretende no dañar las pieles para que su cotización en el mercado sea lo más alta posible. Para no dañar la piel, se emplean diferentes métodos, que a menudo lo único que consiguen es dejar al animal inconsciente.
Los más generalizados son la electrocución anal y/o bucal, la rotura de cuello o la asfixia. Desgraciadamente, tal como han demostrado diversas investigaciones, a los animales se les arranca la piel estando todavía vivos e incluso completamente concientes. Esta práctica es habitual, ya que para no dañar la piel hay que arrancarla con la sangre todavía en caliente, pues una vez que el animal ha muerto, la sangre empieza a enfriarse rápidamente y a coagularse, lo que dificultaría notablemente la extracción de la piel, con lo cual podría romperse.
Una vez desollados, agonizando, los animales se convertirán en comida para sus propios congéneres.
La industria de la moda ha creado una imagen de glamour, elegancia y sofisticación alrededor de las pieles, y el proceso esta muy lejos de ser eso.'
No participes en esto. ¿A quien le entra en la cabeza acabar con 20 o 90 vidas solamente por un abrigo, existiendo tantísimas alternativas?