sábado, 2 de agosto de 2014

Historias de personas en una crisis muda

Eso de volar sin movernos, eso de que nos guste la jaula, del miedo a perder, a ganar, a ser cobardes, de los miedos, la vida, y nosotros. Eso que nos a pasado a todos, de ver la llamada, dejarla sonar y cuándo te atreves a cogerlo, que cuelguen. De todos los trenes perdidos, y de las casualidades que han marcado nuestro destino. Esa idea absurda que teníamos todos, esa idea de tener un plan, y que se rompan los esquemas, que te los rompan, o que los rompas. De ser bala perdida, diana y pistola. De ese instante, ese único instante de que creas que todo encaja, que gires la esquina, y esa sensación vuele. ¿Por qué, que seria de nosotros sin las decepciones?, nos quedaríamos quietos en ese momento, en lo cómodo, y eso es conformarse, y es el verbo que mas odio. Ese miedo a la soledad, esa sensación de tenerla. Viviendo sin darnos cuenta que esta, acaba en el momento que asomas la cabeza, y sin darte cuenta dejas que alguien entre. Que querer, que amar, no es cuestión de que te quieran con tus cicatrices, es conseguir que ames las tuyas. Por que no nacemos con un plan, ni con una barra de pan debajo del brazo, ni con expectativas por mas que te lo creas. La vida es la aventura mas complicada, bonita, divertida y jodida que vamos a vivir. Por que en realidad es la única, es la aventura. Aunque seamos una brújula sin polos, aunque mires atrás y solo veas errores, días perdidos, personas que ya no están. Es tu vida.

Y es gracioso pensar que soy la persona con mas miedos que conozco, a veces con mas miedos que ganas, que me encanta la jaula, que me tienen que dar una patada en el culo para salir del nido, para romper el cascarón. Y que yo coja, y te diga esto.

Un amigo me dijo cuándo cumplí esos dulces 16 años, que cumplir un año mas es simplemente haber acumulado un montón de días. De esas veces que el calendario y la realidad te ahoga, y lo hace mas que ese cigarro que te fumas apoyado en el hombro de alguien que te a visto caer muchas veces. Y es eso de lo que hablo, a un miedo que hemos tenido todos en algún momento, de haber perdido el norte, el sur, el plan, la idea, los días, y a nosotros. Pero también miro atrás, me veo perdida, y perdiendo, ¿y sabéis qué? fui feliz. Conocí a personas maravillosas, viví momentos inolvidables, se fueron muchos de los que estaban ahí, pero aun siguen algunos de las que estaban esperando la caída, con los brazos abiertos, diciéndome; Pequeña, todo irá bien. Y yo me pregunto, ¿y si no hay ningún plan, y simplemente nos vamos a pasar la vida pensando que andábamos perdidos, sin darnos cuenta de que estamos dónde queremos gracias a ello?. No lo sé. Llevo creyendo desde pequeña que con los años respondería todas mis preguntas, y no, lo gracioso es que tengo mas. Pero he aprendido a amar el morado de mis ojeras, a sonreír todos los días, pase lo que pase, por que por muy mal que vaya todo, tengo la teoría de que en 24 horas, en 1440 minutos,o 86400 segundos es imposible que no haya nada que te provoque una puta sonrisa. Que todos los días aunque a veces no se vea, los hoyuelos de tu cara encierran la cita que mas me gusta. Que todos los de verdad, merecemos una gran revolución bajo nuestro nombre. Que alguien sea tu Chile y tu seas su Allénde. 


'Tu boca se ve mas linda si gritas revolución, 
financiando la gran deuda de tu amor,
olvidando las consignas que nos tildan a ser dos.

Rebeldía es tu sonrisa, y mira,
si te marchas cariño, la dejo ahí atrapada. 
Tu eres ese punto de locura,
expropiando de mis besos la censura...'

Vamos a estar tristes muchas veces en esta vida, pero no, no por estar perdidos, por que párate a mirar, has sido feliz, hasta en los malos recuerdos, hay abrazos inolvidables. Así que la realidad nunca supere la ficción, nuestra ficción, por que la realidad es fea en muchos sitios, y para muchas personas, y el mundo no necesita mas personas tristes. Necesita personas que luchen por ser quienes son, que el mundo no les cambie, que lo cambien ellos a él. Ya escuchamos demasiado la palabra crisis, como para que encima tengamos una de esperanza. Por que el plan, es ser feliz. Ser feliz y ser auténticos, por que copias baratas hay muchas, y al fin y al cabo lo que se recuerda es lo de verdad, lo auténtico.




   '¿Por qué callar si nací gritando?'

2 comentarios: