martes, 5 de junio de 2012

Lo típico vamos, o quizás no. (minirelato parte II)

La historia sigue siendo típica.
Desde aquella anterior cita espontánea en ese restaurante italiano que acabó en el piso de ella , habían habido algunos encuentros más, no citas.. si no encuentros. Continuó la historia de "chico conoce chica".

Él con pinta de macarra de barrio apoyado en la pared y con un cigarro en la otra mano. Con ese pelo revuelto que parecía que no se había peinado en la vida más que cuando se lo tocaba como gesto de chulería. Ese tío de 1.80, con sus converse desgastadas y con su chaqueta de cuero.

Ella al andar parecía que llevaba una sintonía de radio de los ochenta. Tenía el pelo negro, un poco por debajo de los hombros, con el flequillo al lado y un tanto rizado, en ese momento lo llevaba aún mojado de la ducha. Le encantaba el olor de su pelo recién duchada, con el aire, y ese toque te humedad. Llevaba los labios rojos, y los ojos se los había maquillado más negros de lo que de por si eran ya. Llevaba un vestido negro que tapaba lo básico.. una chaqueta vaquera y también unas converse negras.

De repente él giró la cara y la vio llegar, cambió ese gesto de macarra a uno un tanto más.. vulnerable ¿que tenía esa chica que era capaz de hacerle parecer más tierno? tiró el cigarro y se dirigió a ella. Ella sonriendo desde la esquina dónde se vieron, le cogió la cara con las manas y le dio un beso en el mofelte, él se quedo sorprendido no le dio tiempo a reaccionar, a lo que ella añadió:

- Ves toda la noche con ese beso rojo en la cara.
- ¿Te crees que me lo iba a borrar?
- Creía que me lo ibas a borrar a mí, a cambio.

Y bueno, ya podéis imaginar.. le quitó todo el carmín, pero no pasa nada, no importa, llevaba la barra de labios para pequeños.. ejem contratiempos.


- ¿A dónde me piensas llevar?

- Vaya, pensaba que la señorita no se dejaba llevar a ningún sitio, que ella decidía

- Eh, hoy me apetece probar algo nuevo

- ¿De cuanto tiempo dispones?

- Del que me diviertas.

- Pues dime que quieres hacer

- Arriésgate a enseñarme algo que no conozca, si lo conocía me voy y no me volverás a ver

- Pero eso es.. arriesgado, yo no sé a dónde has ido tú

- Eso es lo gracioso ¿no?

- Tengo una idea, sube.

Y subió a su coche, que tenía la misma pinta que él, de perro viejo pero con más chulería que nadie.
La llevó a un sitio que sabía que era imposible que no le gustara, por lo tanto también era posible que lo conociera.. pero bueno, se arriesgó. Era un local en una parte un tanto escondida de la ciudad, dónde la música se oía ya desde la otra parte de la calle, era como su casa, salida de una revista de los años 80, sillones de cuero, poca luz y por supuesto todo tipo de rockabilly y demás. Entraron, la miraba con cierto miedo y ella le dijo que luego le diría si ya lo conocía, se sentaron y pidió algo para los dos mientras ella fue al baño a volver a pintarse los labios.

- Has tenido suerte, he oído hablar de este sitio pero nunca he venido
- Vaya, así que sigues siendo mía esta noche?
- Se puede decir así
- ¿Y mi recompensa?
- ¿Como que tu recompensa?
- Ahora quiero que la que te arriesgues seas tú, pero de distinta manera.
- Ves a esa gente bailando?
- Sí, claro
- Sal y demuéstrame como lo haces tú
- Tu eres tonto, yo no bailo
- Oh, si, si lo haces
- ¿Yo sola?
- Sí, yo miraré

Se bebió de un trago lo de su vaso, y salió ya moviéndose raro, no bien si no raro y riéndose.

" I don't feel like daaaaaancing, dancing, i don't feel like dancing, dancing"



La verdad es que era muy llamativa, se puso en medio y empezó a bailar sola, pero no tardó en acercársele un chico. Y ella le siguió y empezaron a bailar, y bailar.. mientras ella cuando tenía la oportunidad de mirarle, le miraba con la sonrisa más jodídamente pícara que había visto en su vida. No tuvo otra opción, se levantó.

- ¿No decías que sólo ibas a mirar?
- Si prefieres bailar con él, os dejo eh
- No, quédate.

Ah y a todo esto.. aún llevaba ese beso de carmín en la cara.
Y bueno así, llegaron a las 4 de la mañana, una copa, tras otra, así que no iban a coger el coche. Quisieron acabar la noche en la playa, que no estaba muy lejos andando. Cogió una manta que tenía en el coche, y bueno, es fácil imaginarse lo que pasó, la playa de noche.. lo típico acabaron bañándose desnudos. Ya eran las 6 y algo de la mañana, cuando estaban tumbados, y empezaba a amanecer.

- Sigues sin decirme nada relevante de ti
- ¿Que quieres saber?
- No sé lo típico..
- Lo típico es aburrido
- Vale, pues te preguntaré lo que me importa más bien poco
- Pregunta
- ¿Con cuantos tios te has acostado?
- Más de 7 y menos de 15
- Cual es tu película favorita?
- Pf, muy típico.. pero bueno, te responderé casa blanca
- ¿Por que vives sola?
- ¿Y por que no?
- ¿Te gusta estar sola?
- Sí, estoy acostumbrada
- ¿No quieres saber como o con quién vivo yo?
- Puedo intuirlo
- Vaya, hazlo
- Muy mal planchada llevas tú la ropa, doy por echo que con tus padres no
- Cierto, sigue
-  Solo tampoco, hubieras propuesto ir allí la otra vez
- Cierto.
- ¿Vives con una chica?
- Por fin he despertado tu curiosidad
- No, si a mi me da igual pero..
- No, vivo con dos amigos.
- Oh, pues lo que yo decía
- Pero si tu..
- Calla, ¿algo más que quieras saber?
- De que forma coges el lápiz al dibujar?
- (le miró totalmente sorprendida) ¿Tu que sabes si dibujo?
- Lo sé
- ¿Viste algo en mi casa?
- No, pero siempre que te he visto llevas manchados los dedos de carboncillo.
- (Se quedó totalmente sorprendida) Bueno, sí, si quiero saber algo.
- Como se llama tu madre.. y si te has enamorado alguna vez.
- Vaya, lo de mi madre por qué?
- Por qué debería tener más sentido que te pregunte si te has enamorado?
- Pués, pues no sé..
- Bueno, responde
- Teresa, y no, nunca
- ¿No? Así que eres uno de esos eh
- ¿Uno de cuales? / ¿Y tú?
- Uno de no sé, de esos que van de duros. / Y sí.
- No, no voy de nada, si hubiera tenido que enamorarme no me hubiera negado a hacerlo, en cambio tú, si que tienes pinta de eso. / ¿De quién?
- ¿Yo? yo no me niego a nada, pero que no me apetezca es otra cosa / Hace mucho tiempo, ya.
- ¿Por que no te apetece?
- Preguntas demasiado, ya, se acabó.
- Bueno, es un paso.
- Bueno, tú no te enamores de mí eh, que te veo muy blandengue.
- Ten cuidado no vayas a hacerlo tú.

Ya amaneció, eran sobre las 7, cogieron el coche y la llevó a su casa.

- ¿Hasta la próxima no?
- Si, ya.. ya te llamaré.
- Eso no a sonado muy típico de ti.
- Me voy que tengo sueño.
- Descansa, pequeña.

Y le dió un beso, más frio.. más simple, más.. típico..
Se quedó un momento, mirando como entraba a su portal, miintras pensaba, en que sí había echo o dicho algo mal, y arrancó el coche.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
- Pero, pero..Carla ¿que pasó?
- ¿Que paso de qué?
- ¿Por que le besó tan fria al despedirse?
- Pues no lo sé, no se le he preguntado.
- No me has dicho lo más importante de todo esto!
- A ver con que preguntita me sales
- ¿Como volvieron a quedar? ¿Quien llamó a quien?
- Nadíe llamó a nadíe.
- Explicate
- Hay amelía.. siempre quieres más, eh
- Vaaaa!
- Pués eso, nadíe llamo a nadíe, fué el destino.
- Pero como pasó?
- Otro día te lo contaré, que siempre me entretienes cuando estudio.
- Ay, siempre te quedas a medias.
- Ya seguiré..
- Osea que sigue? ay que estos se enamoran..
- No has oido que ella no quiere?
- ¿Y qué? eso no se elige..
- Ufffff, te estás poniendo demasiado ñoña, me voy. (Y colgó)

¿Continuará?




4 comentarios:

  1. Fue demasiado...Rapido (?) Es que así lo he leído, Carajo! Se presta para ser leído así, sin tantos detalles, los suficientes, los que se necesitan saber, que ella no se quiere enamorar, niña. Bueno eso no se elige. Ya vete a dormir. Me ha gustado, como dice tu "¿Qué has sentido?" Genialoso, chica. Me ha robado una pequeña risilla al final. No sé si me entendiste.

    Besos, niña de los labios rojos. Bueno eso es lo que dice tu foto de abajo.
    Ciao, apurale con el otro escrito(?) <33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí tienes otra parte más de la historia. Poco a poco voy desvelando más detalles de ambos, los justos para que quieras saber más. Y sí entendí la risilla del final, era el proposito.
      Besos J.Daconte, y gracias por seguir el relato. <3

      Eliminar