viernes, 15 de julio de 2011

Puedo quererte los días pares y tu a mi los impares.

Quizás puede que te bese los días de luna llena si tu me besas los de luna creciente. Podemos abrazarnos los días fríos, si me escribes los días de calor que estés lejos de mí. Puedo ser la princesa a la que rescates de una torre y tu el príncipe que luche contra un dragón. Puedo quererte los 28 de febrero, si tu me quieres los 30 y 31 de cada mes. Seré yo quien te exija más mientras que tu te conformes con un beso en la nariz. Puede que yo sea quien te acaricie el pelo y tú quien me dibuje en la espalda con la yema de tus dedos. Puede que ambos nos respiremos. Quizás seas tu quien me busca la mano por la calle, y yo quien te haga reír. Quizás sea yo quien se duerma a tu lado, y seas tú quien no lo haga por que te quedas mirándome. O al revés. Podemos ser quienes queramos, pero lo que tengo claro es que tu eres lo que yo siempre he querido yo.

2 comentarios:

  1. ¡Buenas! Me he metido en el tuenti de un amigo(Omar Pascual Lázaro), he visto tu estado y como yo también tengo blog pues me he pasado cotillear el tuyo un poquito jeje :) Me ha gustado un montón así que te sigo! Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Ah perfecto! Ahora cotillearé un poquito el tuyo y te sigo, un besito ^^

    ResponderEliminar